Loading...

Insistir mucho y luego pasar del tema 0

Mi opinión sobre aquellas personas que literalmente te asedian para que quedes con ellas y que, al conseguirlo, muestran poco o nulo interés por disfrutar en pareja, sino que únicamente les preocupa su propio placer, manifiestan no tener educación alguna.

No suelo airear esta opinión para evitar tediosas discusiones. También me hastía la posible malinterpretación de mis palabras por cuestiones de género; es lo que más aborrezco. Hablar en general refiriéndose a relaciones íntimas provoca, por razones que desconozco, necesidad de clasificar al interlocutor en las categorías: machista, feminista, calzonazos, puta.05-Rubia-en-apuros-La-importancia-de-los-dedos

El juicio mencionado al principio está basado en la observación de diferentes sujetos, algunos parecidos a un personaje de comedia, suscita inmediatas valoraciones cargadas de condescendencia. El interlocutor se siente en la obligación de explicarme que soy una pobre alma cándida incapaz de entender que hay personas que huyen del compromiso porque lo que realmente desean es disfrutar mucho en la vida. Es entonces cuando mi cerebro detecta la simpleza a la que la discusión está abocada y, haciendo una ligera broma, desvío el tema para hablar de lo primero que se me ocurre. Sería infantil obviar que he visto y experimentado este comportamiento más veces en el género masculino que en el femenino; mi condición de mujer heterosexual explica el fenómeno. Sin embargo, soy consciente de que la mujer es capaz de acometer las mismas faltas de educación. Lo mejor y lo peor siempre está al alcance de ambos.




Algo que evitaría pérdida de tiempo a los implicados en un caso como el que he expuesto sería la empatía. La persecución casi enfermiza seguida de una falta de interés flagrante al conseguir la cita no tiene sentido. Ponerse en el lugar de la persona que rechaza y por qué, ahorraría al que insiste muchos intentos fallidos que podría dedicar a otras personas que sí estuvieran interesadas en el tema. Por otro lado, maximizar aquello que beneficie al conjunto, a las dos personas implicadas, apartando el individualismo tan habitual puede desembocar en experiencias harto gratificantes. Planteémonos, entonces, el bien mutuo antes de asediar.


 



One thought on “Insistir mucho y luego pasar del tema

  1. 4-sorprendela con un detalle nome refiero que te gastes miles de pesos, uros o dls llamala en ese dia y haste pasar por esa fecha especial dile oye queria pedirte un consejo no se si me puedas ayudar te lo queria decir en persona y ya se ponen de cuerdo del lugar y ahi la sorprendes con tu ceratividad te ahorraste el no , no puiedo , ando ocupada y no tendra escapatoria. al igual se va acordar mucho de ese detalle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *